item3aitem3a1

Manuel González. Taller San José.

Pomaire, Chile.

Publicado: Abril 1, 2008.

mgonzalezpomaire531c

Galería de exposición del Taller San José.

La localidad de Pomaire en Chile, es un reconocido centro de la artesanía en Sudamérica. El oficio de la alfarería es la fuente económica principal del pueblo. Es un lugar donde uno se encuentra con trabajadores con la ropa llena de barro colorado caminando por las calles. En el patio de cada casa hay un horno.

Pomaire se encuentra en el valle del Maipo, en el centro del país, y forma parte de la Municipalidad de Melipilla. Muchos platos de la gastronomía chilena tradicional por costumbre se cocinan o se sirven en loza de Pomaire. La primera visita en Pomaire fue al Taller San José, donde trabaja Manuel González con su hermana Rosa.

El trabajo del Taller San José es muy diverso y se pueden ver una gran variedad de formas y figuras en el espacio de muestra al público. El contacto con Manuel fue esencial para poder documentar el trabajo en Pomaire, que en posteriores fechas incluyó visitas a otros talleres.

En el taller San José se trabaja la loza de greda fabricada a mano como ha sido la tradición desde hace muchos años. La greda que se ocupa en el taller es de color rojo y proviene de lugares de extracción de poca profundidad en los alrededores. La greda es un material bajo en arcilla y con alto contenido de óxido de hierro que no se quema sola a más de 800 oC. Hay personas que se dedican a sacarla y venderla a los artesanos de la zona. La greda se vende por carretilladas. Hay seis bolas de 15 kilos en cada carretillada.

mgonzalezpomaire074c

Manuel González mostrando una pieza en proceso.

Para preparar la pasta en el taller, se mezclan la greda con un poco de arcilla comercial y sílice. Una de las prácticas para asegurar que una pieza resista los cambios de temperatura es sacarla directamente del fuego y sumergirla en agua. Al igual que una técnica de Rakú, pero sin el propósito de dar una apariencia sino para probar su fuerza.

Para lograr mayor resistencia a los cambios de temperatura que requiere la loza de fuego directo, le agregan chamote, el cual se prepara moliendo piezas quebradas del mismo taller con un molino manual.

El trabajo de formar las piezas se hace a mano, procurando una forma armoniosa de grosor uniforme. Las piezas se alinean en la repisa en una producción constante y fluida. Como taller de producción de pequeño tamaño el trabajo incluye largas rutinas para obtener una producción uniforme. Rosa pule una pieza tras otra con un bote de agua al lado y una selección personal de piedras de río redondas y uniformes.

El proceso de bruñido se hace en dos partes. Primero se bruñe con una piedra y un poco de agua cuando la pieza está húmeda. Después de unas horas, cuando la pieza está más dura se pule con un pedazo de bolsa común de plástico.

Una gran cantidad de piezas no recibe decoración alguna. Una superficie uniforme, con los bordes siempre redondeados y un acabado fino se dejan así para mostrarse como piezas minimalistas. En el taller San José también se decoran algunas piezas con engobes de colores, lo cual añade a su muy variada producción. Los óxidos para preparar los engobes se obtienen de diversas maneras. El rojo obscuro lo obtienen raspando placas de metal oxidadas. El material raspado se cuela usando unas medias de mujer de trama fina para separar el material grueso.

mgonzalezpomaire533c

Galería de exposición del Taller San José.

El color ocre se prepara con material arcilloso que no pierde su color amarillo cuando se quema. El color negro les resulta más costoso por el precio del bióxido de manganeso. El engobe blanco lo preparan con caolín, arcilla blanca o con algún porcentaje de óxido de zinc.

mgonzalezpomaire042c

Rosa bruñiendo una plato del Taller San José.

Las piezas se secan con cuidado y encogen de 15%

a 20% en el proceso. Para ayudar con el proceso de secado agregan un porcentaje de arcilla comercial a la pasta.

Por un tiempo estuvieron quemando su horno con leña, como es la costumbre de muchos ceramistas. Después construyeron el horno de fibra cerámica para cambiar a la producción a base de gas. El horno a gas les ayuda a tener una producción más homogénea que el mercado prefiere. Lo que se dificulta es cuando sube mucho el costo de los combustibles. En esos casos vuelven a quemar con leña. El horno de gas en la foto lo queman en 12 horas.

Hace un tiempo adquirieron una prensa que ocupan para hacer placas refractarias para el horno. Las fabrican con una arcilla refractaria, chamote y sílice. Les resultan más económicas que las comerciales de carburo de silicio.

Además de su trabajo de producción, Manuel González también trabaja con escultura. Las esculturas de diversos tamaños también se encuentran en su espacio de exposición. Cuando firma sus trabajos de escultura lo hace con el pseudónimo Yiye Gombarrelez. Le gustaría poder obtener mayor valor por sus piezas originales.

Manuel también tiene un amplio trabajo en el campo de la investigación. Ha documentado el trabajo de ceramistas colegas en Pomaire. Tiene fotografía y datos de las loceras más antiguas de la zona. Este trabajo crece de su preocupación por la conservación del oficio. En muchos casos se ven loceras muy ancianas que ya no han logrado pasar su oficio a nadie. Se conservan en Pomaire diversas técnicas de construcción a mano que reflejan el origen indígena de la alfarería del lugar.

Pomaire como centro artesanal tiene una interesante evolución que Manuel explica de la manera siguiente:

"Antes de 1940 estaba el Pomaire Antiguo. El trabajo del lugar era más tradicional. Las que trabajaban eran mujeres exclusivamente. La loza en greda era un producto para la zona que se vendía o se intercambiaba. De Santiago y Valparaiso venían a comprar la loza.

Después de 1940 la demanda subió y comenzaron a entrar conocimientos de otras técnicas. La llegada del torno de alfarero comenzó a involucrar a los padres. Después de 1950 dejó de ser una labor de mujeres nada más. Muchos hombres se integran a la producción y las mujeres se dedican a la terminación. Se integran muchos diseños que se mandan a pedir desde las ciudades. Detalles como el pie circular donde se asienta la vasija en una mesa son de influencia europea, la pieza aborigen nunca los tiene.

mgonzalezpomaire054c

Piezas del Taller San José.

Después de 1975 hasta hoy en día, lo llama el Pomaire Híbrido. Continúa siendo un centro artesanal con trabajos de diversos tipos. Conviven técnicas tradicionales con motivos modernos y una insaciable necesidad del mercado por formas nuevas.

Hoy en día conviven un gran número de talleres independientes. La demanda de producir una gran cantidad para obtener mayor ganancia lleva a muchos talleres a ser monotemáticos. La gente que trabaja el torno o "cortadores" como también se conocen, tienen muchos problemas por las largas jornadas con el agua fría. Lo que pueda ganar un artesano puede ser muchas veces inferior al salario mínimo".

A pesar de todas las limitantes, Manuel concluye: "eres feliz en lo que estás haciendo aunque no tengas recompensas."

Durante un tiempo vivió en Santiago y estudió diseño gráfico. Pero no gustaba del estilo de vida acelerado. Por eso prefiere trabajar con cerámica en Pomaire y poder volcar su creatividad sobre la greda.

Un lugar como Pomaire es chico y la mayoría de la gente se conoce. A pesar de tener modelos y formas muy similares, Manuel puede distinguir el estilo del artesano que lo hizo, se reconoce la "mano" de la persona que hizo el trabajo.

Manuel trabaja constantemente con grupos de artesanos que buscan mejorar las condiciones de vida del oficio. Les gustaría tener mejores prestaciones para la gente que trabaja la artesanía. Les gustaría obtener un seguro de salud y un seguro de vejez para los artesanos. A los artesanos de Pomaire les gustaría que su trabajo fuera mejor valorado como patrimonio cultural. En Chile, el Día Nacional del Artesano es el 7 de Noviembre.

En el trabajo del taller San José se pueden observar variedad de motivos. Manuel gusta de la arqueología y llena su trabajo con decoraciones de culturas de la zona. Tiene piezas de influencia Dieguitas, Mapuches, Incas, etc. Para su trabajo personal trata de encontrar la división entre la pieza ceremonial y la pieza utilitaria. Encuentra que una de las limitantes del trabajo de producción es la inactividad del proceso creativo.

Para el trabajo de Semilla de Arcilla, la asesoría de Manuel González en Pomaire fue invalorable. Posteriores visitas a otros talleres documentan la riqueza cultural que prevalece en el lugar. Para las personas que tengan un gusto por el trabajo de construcción a mano, Pomaire muestra una variedad muy interesante. De un lugar como Pomaire se podría escribir un libro entero.

El correo electrónico de Manuel González y el Taller San José es: reproducciones@hotmail.com

mgonzalezpomaire526c

Galería de exposición del Taller San José.

 

ENLACES:

 

Mención del Taller San José en todoamano.cl

http://www.todoamano.cl/portales/pubTodoamano/site/artic/20070205/pags/20070205111251.html

 

Historia de Pomaire.

http://www.mapa.uchile.cl/temporales/pomaire/pomaire4.html


 

mgonzalezpomaire534c

Pieza del Taller San José. Horno de gas envasado.

 

mgonzalezpomaire535c

Las manos del artesano mostrando el proceso de las piezas.

 

mgonzalezpomaire536c

Detalle del horno. Quemador Venturi.

 

mgonzalezpomaire537c

Piezas en proceso del Taller San José.

 

mgonzalezpomaire538c

Piezas del Taller San José.

 

mgonzalezpomaire539c

Piezas del Taller San José.

 

mgonzalezpomaire540c

Piezas del Taller San José.

 

mgonzalezpomaire541c

Galería de exposición del Taller San José. Escultura de Manuel González.

 

mgonzalezpomaire542c

Galería de exposición del Taller San José. Esculturas de Manuel González.

 

acatras
acatras1acatras