item3aitem3a1

Paola Guanca muestra la producción del taller de su familia en Cafayate. Provincia de Salta, Argentina.


Rosa bruñiendo un plato en el Taller San José en Pomaire, Chile.


Alberto Benítez trabaja escultura en el Taller Charrúa en Montevideo, Uruguay.

El Proyecto de Talleres Cerámicos de América Latina comenzó en Abril del 2006. El propósito es hacer un catálogo de productores de cerámica de América Latina, que incluya una amplia variedad de manifestaciones en el uso del material. El proyecto incluye ceramistas activos en los más variados rubros. Artesanos, escultores y docentes cuyo ángulo de trabajo aporta al oficio en varios países de nuestro continente.

El propósito principal del proyecto es lograr vincular, a largo plazo, a los ceramistas para que se conozcan entre sí y puedan intercambiar ideas e inquietudes. Los avances del trabajo se irán publicando permanentemente en esta página.

A través de esta página de internet los ceramistas de distintos lugares podrán ver como aparecen los talleres propios de su país en contraste con los de otros países mediante fotografía y entrevistas.

Desde abril del 2006, hemos visitado más de 100 talleres en Argentina, Uruguay y Chile. En este proceso se pueden ver manifestas la tremenda variedad y riqueza artística que existe en nuestro continente. Cada país tiene características particulares que se asocian con sus procesos de trabajo.

Como sería imposible en nuestro recorrido visitar todos los talleres, el proyecto se enfoca en mostrar exponentes en las áreas más variadas para dar una visión más holística posible de la situación de la cerámica en América Latina.

Esta página de internet facilitará el intercambio de ideas entre personas que quieren conocer colegas fuera del entorno de su nación pero carecen de otros medios de contacto para hacerlo. Cuando el catálogo de visitas esté completo, entrará en una nueva etapa en la que funcionará como proyecto de investigación activo. Otros ceramistas que no hayan sido incluidos en las visitas podrán añadir su taller por su propia cuenta o a través de otros entrevistados que les sirvan de enlace. Es nuestra esperanza que muy pronto el catálogo crezca para incluir muchos más.

La metodología para las entrevistas es la siguiente: La entrevista está dividida en dos áreas.

La primera está enfocada en el aspecto técnico. De esta manera se cubren los aspectos de trabajo directo con el material: El origen de la arcilla que se ocupa, la preparación de la pasta, el tipo de producción, proceso de horneado, etc. Estos datos brindan importante información para los interesados en el proyecto.

La segunda área de la entrevista cubre el aspecto humanístico del trabajo. Es importante responder preguntas esenciales para comprender el entorno del ceramista. En dónde se formó el ceramista? Cómo comercia su trabajo? Obtiene lo suficiente para vivir? Cuáles son sus aspiraciones para el futuro?

La entrevista unida al material fotográfico para ser editado posteriormente, representa un importante registro de la situación de la cerámica en América Latina, en el nuevo siglo. El resultado será, --eso esperamos--, de gran valor para futuras generaciones de ceramistas que podrán hallar en él una referencia directa de la evolución del material cerámico y compararlo con la época en que se encuentren.

Fruto de las entrevistas es también caer en cuenta de problemáticas que son comunes para el ceramista en toda América Latina. Cómo se enfrenta a la globalización y al libre mercado? Qué valor tiene la tradición cerámica en nuestros países como parte de su patrimonio cultural?

El Proyecto de Talleres Cerámicos de América Latina ha suscitado interés por parte de ceramistas que quieren conocer el trabajo de otros y dar a conocer el suyo propio. A partir del trabajo en Argentina, Uruguay y Chile se han iniciado contactos en talleres de otros países que esperan sumarse al proyecto.

El calendario de trabajo se mantiene flexible puesto que los ceramistas se refieren los unos a los otros. Es común en el ámbito de la cerámica que la gente se conoce a nivel local pero carece de vínculos internacionales. El Proyecto de Talleres llena un importante vacío para crear comunicación entre los creadores.

Esperamos que a futuro este trabajo, que comienza como una semilla de arcilla, surja como un árbol frondoso de conocimiento y fraternidad entre los ceramistas del mundo.

acatras
acatras1acatras