item3aitem3a1

Yizzar Prieto Ramos

Desde mi niñez en Colombia, tuve una conexión especial con la cerámica. Conservo algunas de las piezas de esos años con mucho afecto. El material siempre buscó la manera de encontrarse conmigo.

En 1997, inicié estudios universitarios en el Instituto de Artes Visuales en Puebla, México. Desde mi llegada a México comencé a experimentar con la cerámica tradicional de la zona, en un taller de Talavera. En ese taller tuve la oportunidad de conocer y mantener contacto con muchos ceramistas tradicionales, de los que aprendí más que en cualquier escuela. Pude aprender el proceso por el cual se trabaja el barro en Puebla, una ciudad conocida internacionalmente por el oficio de la cerámica.

En 1999 iniciamos el taller experimental en Puebla con compañeros que compartían intereses artísticos similares. El propósito era crear un espacio donde se pudiera aplicar el conocimiento tradicional de la zona, a la luz de un proceso activo de investigación.

En el año 2001, recibí una beca del Programa Nacional de Educación Artística: “Educación por el Arte”. El apoyo fue concedido por el CONACULTA (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes), el INBA (Instituto Nacional de Bellas Artes) y el CENART (Centro Nacional de las Artes), todas entidades mexicanas. Con esta beca se completó en el 2002 la investigación: “Modelo de taller experimental de cerámica como vehículo de la exploración plástica en Puebla, México”.

La investigación presenta un modelo de taller eficiente y a bajo costo, cuya función es documentar los métodos tradicionales de trabajo de la cerámica en el área, y ponerlos a disposición del ámbito artístico. Muestra además, el proceso de preparación de la pasta de los yacimientos naturales del área, procesos de amasado de grandes cantidades sin maquinaria, técnicas de producción y de cocción. El trabajo constituyó un aporte importante por haber registrado conocimientos artísticos tradicionales de Puebla, de los cuales hay escaso material escrito hasta ahora.

La creación del taller experimental también brindó la oportunidad a personas con interés en la cerámica, de vincularse y hacer investigación propia en un espacio costeable.

En el año 2004, tomé cursos de perfeccionamiento en el Instituto Condorhuasi en Buenos Aires, Argentina. Este lugar, a cargo del Profesor Jorge Fernández Chiti, está dedicado a la investigación de la cerámica en una amplia variedad de campos.

En el año 2005 obtuve una beca para investigación del FOESCAP (Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Puebla). La beca es un aporte del Estado de Puebla en conjunto con el CONACULTA. A comienzos del 2006 se presentó el trabajo: “Diagnóstico de materiales para pastas y esmaltes cerámicos en Puebla, México”.

Tres partes constituyen el tema de este trabajo. 1. Una metodología de investigación para el desarrollo de pastas y esmaltes de distinta temperatura de maduración, la cual comienza con el diagnóstico de materiales de yacimientos locales y de materiales cerámicos comercialmente disponibles en Puebla. 2. La creación de una paleta de pastas para distintos usos, como torno o escultura y una paleta para distintas temperaturas de acabados y esmaltes con los materiales diagnosticados. 3. Finalmente, como conclusión práctica, un mostrario de piezas del taller trabajadas con los mismos materiales estudiados en la trabajo de investigación.

A comienzos del 2006 el Taller Caracol inicia una tercera investigación: “Proyecto de Talleres Cerámicos de América Latina”. En este trabajo se plantea la integración de ceramistas de todo el continente mediante un catálogo que represente el trabajo en cada país. Un primer resultado del proyecto ha sido la vinculación de personas cuyos trabajos, en campos muy diversos del amplio mundo de la cerámica, no obstante tienen inquietudes y conceptos en común. La etapa de entrevistas comenzó en Argentina, Uruguay y Chile. Hasta el momento hemos visitado más de 100 talleres. La cálida acogida por parte de la comunidad de ceramistas de estos tres países y su interés en la entrevista demuestra la necesidad de crear un punto de enlace para compartir la singularidad de su oficio, progresar en conocimiento y finalmente, enriquecerse unos a otros con nuevos logros de este arte milenario.

Karime Perea

fotografak

Nacida en Córdoba, Veracruz (México). Fotógrafa del proyecto. Experiencia con el trabajo de la cerámica. Trabaja en el Taller Caracol desde 1999. Se considera más decoradora en el taller que ceramista. Formación como dibujante e ilustradora. Cursos de especialización en cerámica.

acatras
acatras1acatras